13.Octubre.2017
EN EL FESTIVAL INTERNACIONAL CERVANTINO, LUCHA DE PODER Y PLAZAS
Lourdes Gómez, periodista cultural despedida a horas de iniciar el FIC, habla en Exclusiva de esta trama gremial-política...
Por LUZ MARÍA RIVERA/Exclusiva
Foto: / EL MERCURIO DE VERACRUZ /
Foto: / EL MERCURIO DE VERACRUZ /
Por: LUZ MARÍA RIVERA/Exclusiva /

Para la periodista Lourdes Gómez, despedida a horas de iniciar el XLV Festival Internacional Cervantino en Guanajuato, de su puesto de Directora de Comunicación y Relaciones Públicas del FIC, es la prueba de que en México y en los ambientes culturales, se consolidan “grupos afianzados” que luchan por mantener el Poder y el control de “plazas de gobierno en puestos clave…”

Su despido marcó el inicio del Festival dedicado a la obra y vida de don Miguel de Cervantes Saavedra, ya referencial para México y el mundo, en su edición cuarenta y cinco, y que este año tiene como país invitado a Francia y nacionalmente, al Estado de México.

También significó, para la periodista María de Lourdes Gómez Vázquez, la intromisión directa de la actual Secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, en una “acción premeditada” en la que tanto la ex funcionaria de prensa, como el reportero cultural del periódico Excélsior, Luis Carlos Sánchez, “fuimos utilizados”.

La versión de que el reportero “amenazó” a la Secretaria y por ello ésta “pidió mi cabeza” es un ardid dice Gómez, y remite a las “notas elogiosas y aduladoras” que el reportero ha escrito sobre la titular de Cultura de México, por lo que un pretendido “periodicazo” no fue el trasfondo de su despido que califica de “un abuso por dónde lo veas…”

Lourdes Gómez tiene una trayectoria de poco más de tres décadas en el periodismo cultural de México y como promotora cultural y colaboradora de revistas como “Paso de gato” y “Tiempo libre”, entre otras. Egresada de la UNAM en 1981, fue por varios años directora de difusión del propio Festival Internacional Cervantino del 2003 y hasta el 2010; y directora de difusión del Festival Ollin Kan, en la Dirección de Cultura de Tlalpan así como asesora de la dirección de la Comisión Nacional de los Libros de Texto Gratuitos, entre otros cargos.

Aquí, la entrevista completa que nos dio, en Exclusiva, para EL MERCURIO DE VERACRUZ:

EMV.- La Directora del FIC, Marcela Díez dice que te reconoce "la trayectoria" y te "reitera" dijo "mi más alta consideración" en lo que parece un sinsentido: si es así ¿por qué te despide realmente?¿en privado te dio sus razones?

L.G.-Por palabras de Marcela Díez, sé que la Secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, le dijo que “ a veces tenemos que hacer cosas, aunque no nos gusten”. Me dijo que ojalá la perdonara algún día, porque ella me invitó como Directora de Comunicación y reconoce mi capacidad de trabajo y profesionalismo.


EMV.-¿Hubo realmente presión por un pretendido "periodicazo" de Excélsior a la titular de Cultura María Cristina García Cepeda?

L.G.-Ese fue el argumento de la Secretaria de Cultura, pero lo dudo. El periodista ha publicado notas por demás elogiosas y aduladoras para la Secretaria. Puedes leerlas en google. Considero que el editor de Cultura de Excélsior o su reportero son profesionales y que la amenaza a los funcionarios públicos no es una práctica que los caracterice.


EMV.-¿Qué opinión te merece, como periodista y persona Luis Carlos Sánchez de Excélsior?

LG.-Es un periodista muy profesional, escribe bien, excelente reportero. Y como persona es muy divertido, agradable, lo que puede decirse “de sangre ligera”. Tiene muchos amigos, le cae bien a la gente.


EMV.--En toda Historia hay dos versiones: según tu ¿ante qué estamos con tu despido? ¿ante una vieja práctica en México de ceder a una real o imaginada presión política o es el derribo de un funcionario en este caso una jefa de prensa por presiones, precisamente, del lado gremial, el periodístico?

LG.-Estamos ante grupos afianzados desde hace muchos años en el servicio público que quieren el poder de las plazas de gobierno en puestos clave. Estoy convencida de que tanto el periodista como yo fuimos utilizados y esto fue una acción premeditada. A ambos nos utilizaron para sus fines: tener control en un Festival que se reposicionó en los últimos años y que representa una fuente de ingresos muy importante para el sector cultural y una oportunidad muy valiosa para proyectar el talento de artistas nacionales e internacionales.


EMV.-Lourdes, hay una versión reiterada en redes sociales, a días de tu despido, que algunos periodistas culturales sostienen: que tienes "fama" de "ejercer presión", "censura", de "llamar a los periódicos" o a los "editores" para que los reporteros "moderen" sus críticas o juicios al FIC. ¿Qué dices a ello?

L.G.-Tengo más de 30 años trabajando con los medios de comunicación y el reconocimiento de ser una mujer comprometida con el trabajo y respetuosa de los medios y los periodistas. Yo misma soy periodista y mi trabajo en el manejo de oficinas de prensa consiste en ser un puente entre los artistas y los medios. Esa es mi mayor satisfacción. Mi trabajo es cuidar el prestigio de los proyectos de los que soy parte y siempre he privilegiado el diálogo cara a cara con los medios, la censura es enemiga de la cultura.


EMV.-Un despido injustificado, así sea de un trabajo como éste que es temporal-anual, ¿cómo asumirlo en nuestras actuales circunstancias como país, en el que los periodistas vivimos toda clase de violencias?

LG.-Es un abuso por donde lo veas. Yo llevaba meses trabajando para un proyecto: el Festival, octubre. Tenía todo listo, estaba a 24 horas de la mudanza para Guanajuato y una estrategia de comunicación que contemplaba la atención a casi 500 medios de comunicación, nacionales e internacionales; una intensa campaña de imagen urbana en todo el Estado, un elaborado programa en redes sociales, materiales impresos y de comunicación, en fin, todo hecho. Y un día antes, con la maleta hecha, la directora me dijo “es tu cabeza o la mía”, como si yo hubiera cometido un crimen, algo que no hice; hablando con un lenguaje de criminales. ¡Cómo que “tu cabeza”! Hablaba de mi vida y mi proyecto profesional. Además, tenían a mi sustituta antes de pedirme la renuncia. Esta defensa de mi prestigio tiene que ver con una defensa de la verdad, que es también el sentido del periodismo.


EMV.--¿Cómo se define Lourdes Gómez? ¿tu trayectoria, tu imagen se dañó? ¿Demandarás? ¿Qué sigue para Lourdes?

LG.-Soy una mujer de trabajo, de trabajo en los medios donde he estado desde los 13 años de edad y aquí voy a seguir. Soy promotora de la cultura y una generadora incansable de proyectos. Tengo la fortuna de tener innumerables amigos y conocer a mucha gente que habla de mi trabajo porque Yo soy mi trabajo. Creo que el daño fue infligido, inmerecidamente, a todo un proyecto y al equipo que trabajó en él.

 
© Toda la información de este Portal Informativo está protegida por la Ley de Derechos de Autor Los medios que deseen reproducirla pueden contratar.