23.Junio.2017
PIERRE VERGER, DÍAS DE GUARDAR: LA CULTURA EN MÉXICO Y SUS FIESTAS
La exposición durará hasta el día 31 de agosto de este año
Por NATALIA LAGUNES
Foto: / NATALIA LAGUNES /
Foto: / NATALIA LAGUNES /
Foto: / NATALIA LAGUNES /
Por: NATALIA LAGUNES /

Continúa la exposición de Pierre Verger “Con los Pies en la Tierra” y es en la Fototeca “Juan Malpica Mimendi” del municipio de Veracruz donde se puede apreciar “Días de guardar”, muestra donde se recorre un calendario de fiestas mexicanas a través de diferentes zonas del país.

Verger captó con su lente fiestas y costumbres, arquitectura y monumentos, rostros de personajes, el paisaje de la época, entre otros interesantes temas.
En 1937, a lo largo de cinco meses durante su primera visita a México, Pierre Verger fijó su cámara en distintas ceremonias del calendario agrícola. Salía al campo para regresar a la capital del país por un respiro, trazar el itinerario de la siguiente sesión, avituallarse y definir rutas y transportes.

Días de guardar es una parte de la muestra donde las fotografías recorren un calendario de fiestas a través de diferentes zonas del país, destacando a los protagonistas, pero también a los espectadores y escenarios en los cuales suceden las celebraciones.

Atado al calendario religioso, con el propósito de presenciar el mayor número posible de celebraciones indígenas; estuvo en Cuilapam de Guerrero, Tehuantepec y Juchitán de Zaragoza, en Oaxaca; en Chalma, Amecameca, Huixquilucan, Atlacomulco, Metepec y Mexicaltzingo, en el Estado de México; en Tzintzuntzan, Pátzcuaro y Janitzio, en Michoacán; en Huejotzingo y Huauchinango, en Puebla; en Taxco, Guerrero; en Culhuacán e Iztapalapa, en la propia Ciudad de México; en Mérida, Chichén Itzá y Uxmal, en Yucatán.

Uno de sus registros dominantes cayó en las danzas religiosas de los indígenas, en cuya indumentaria el fotógrafo descubrió un bien atesorado donde la manta de algodón convivía con la mezclilla tal y como esta última convivía con los antiguos cacles o sandalias de la milpa.

Verger se detuvo a señalar que en el México de la época los golpeados instrumentos musicales, las máscaras de laca, los tocados de plumas y los disfraces de pastorela de estas celebraciones comunitarias existían por la munificencia de los propios participantes, tanta o más pobre que la comunidad que observaba, daba fe o participaba del festejo.

En aquella época, México comenzaba un renacimiento cultural nacionalista y representaba un exitoso modelo político revolucionario, siendo aquel el lugar soñado del progreso social para intelectuales de izquierda y jóvenes fotógrafos europeos y norteamericanos, entre ellos Pierre Verger.

La muestra se podrá visitar a partir del 15 de junio y permanecerá hasta el 31 de agosto de este año en el reciento sede del Instituto Veracruzano de Cultura y en la Fototeca de Veracruz Juan Malpica Mimendi.

 
© Toda la información de este Portal Informativo está protegida por la Ley de Derechos de Autor Los medios que deseen reproducirla pueden contratar.