01.Febrero.2018
CELEBRAN CON TAMALES, DÍA DE LA CANDELARIA
Tradición de hacer tamales se pierde por falta de dinero…
Por LUIS ORTÍZ
Foto: / LUIS ORTIZ /
Foto: / LUIS ORTIZ /
Foto: / LUIS ORTIZ /
Por: LUIS ORTÍZ /

Los hay de colores y sabores, picosos o dulces; envueltos con un arte envidiable, con mucha o poca carne. Se comen calientes y pueden acompañarse con atole o la bebida de preferencia. Se cuecen en hojas de plátano o de elote. Y son la comida principal de hoy 2 de febrero: los tamales.

La gente que relaciona el día de reyes con la Candelaria y los que les salió el niño en la rosca de reyes hoy les toca mocharse con tamales.

Aunque el día en que se recuerda a la Candelaria posee un origen religioso, en realidad la aparición de los tamales tiene que ver con otra perspectiva. Algunos historiadores refieren que se remite a cuando la Virgen María llevó al niño Jesús al templo, y la cultura prehispánica hace alusión al ofrecimiento de tamales a manera de culto hacia los dioses.

No obstante, como tradiciones, ambas van de la mano o tal vez sólo son un pretexto para comer algo típico desde tiempos ancestrales. En los mercados del puerto de Veracruz y en las casas de familias sobre todo católicas, el 2 de febrero se espera con alegría.

El niño Dios, vestido y arrullado el 24 de diciembre, se levanta para ir a misa; como premio a la gente que fungió como padrino, se le recibe con tamales.

Para los vendedores de tamales esta fecha representa una nueva oportunidad en la que pueden vender los productos que incluyen “la tamaliza”: hojas, manteca, masa, carne, chile y jitomate, entre otros aditamentos.

La señora María que tiene su puesto en la calle Zaragoza en el centro porteño dijo que ella vende tamales todos los días, pero que previo a hoy 2 de febrero ya le hicieron dos pedidos, pero no se compara con años anteriores, cuando rechazaba peticiones, por no darse abasto.

Los tamales cuestan de ocho pesos a 15 pesos, todo depende más que nada como este el precio con lo que se envuelve un tamal.

“Las hojas de plátano pasaron de 15 a 30 pesos, y las de maíz de 20 a 33 pesos”. Sin embargo, dice que las personas compran y no ha bajado la demanda en su puesto.
Contrario a esto, Luis, un comerciante del mercado, señala que cada año la venta de hojas para tamal va en descenso; lo atribuye a la crisis económica por la que atraviesan los clientes y los fríos que han echado a perder la hoja de plátano con la que se hace el tamal.
Consideró que la tradición de hacer tamales se pierde por falta dinero y no debido a que lo deseen.

Araceli Arce vende este alimento típico desde hace muchos años en la calle.

Comentó que tuvo pedidos aunque no tantos como antes.
Explicó que si cada día hace una cubeta de 20 litros para 50 tamales, en la víspera de la Candelaria elabora 300.
Asegura que trabaja horas extras para poder ganar un poco más durante la temporada.

Los molinos de masa dijeron que previo a el 2 de febrero y el mero día es un buen día para incrementar sus ganancias hasta en un 10 por ciento. Así que llevan el doble de producto y aprovechan para sacar las hojas de elote, que son las preferidas por la gente que gusta de hacer tamales.

Otros comerciantes comentan que hay diferente tipos de hojas; la más fácil de manejar es la de elote, por eso cuesta un poco más. El tamal más elaborado es el que se hace con hojas de plátano, tal vez por eso se utiliza menos.

Tanto la señora Lorena como Araceli explican que un tamal bien cocido tiene que estar al menos dos horas en el fuego.

  QUIÉNES SOMOS  
© Toda la información de este Portal Informativo está protegida por la Ley de Derechos de Autor Los medios que deseen reproducirla pueden contratar.