20.Noviembre.2017
MAMÁ EN TIEMPOS DIFÍCILES
LA EDUCACIÓN INICIAL: UN BUEN COMIENZO...
Por CLAUDIA MARTÍNEZ
CLAUDIA MARTÍNEZ
DENUNCIAN A YUNES LINARES POR AGRESIÓN
Columnas anteriores
MAMÁ EN TIEMPOS DIFÍCILES
15.Enero.2018





La próxima semana acudiré a una reunión nacional de presentación del Programa de Educación Inicial un Buen Comienzo en la Vida. Tengo muchas expectativas sobre los planteamientos de este programa, insertado en la reforma educativa de la presente administración y que vendrá a sustituir a la currícula vigente, el Modelo de Atención con Enfoque Integral.

En el contexto latinoamericano, México es tal vez el país que menos atención ha prestado a la primera infancia, a pesar de la probadísima relación que existe entre las experiencias de esa etapa de la vida con nuestra salud emocional, física y el desarrollo de nuestras capacidades cognitivas para el resto de la vida.

Hoy entendemos que los primeros cinco años de la vida son determinantes, y que en ellos se constituyen las bases que harán de nosotros adultos sanos, respetuosos, humanizados, o por el contrario, las matrices de la depresión, la bipolaridad, las psicosis.

En estos “tiempos difíciles”, los padres de niños pequeños deben sentirse perdidos entre la multitud de teorías y publicaciones con todo tipo de consejos: cómo deben dormir, qué deben comer, como hay que tratarlos y estimular la inteligencia de los bebés. Particularmente a mí me gusta hacerles ver a las mamás y a las maestras con las que trabajo, que para este asunto de maternar (acompañar el desarrollo integral de un niño pequeño desde la crianza), más que escuchar y atender a tantos consejos, es muy importante confiar y seguir nuestra intuición.

Por supuesto, si es importante conocer información básica de las etapas del desarrollo por las que atraviesan los pequeños, y aquellos hitos a los que se les debe de prestar una atención especial. Pero no es necesario seguir como una receta lo que dicen los pediatras, los científicos, las publicaciones especializadas, y casi ni lo que señalan las abuelas y nuestras propias madres…

Sin embargo, es alentador esperar que por fin en nuestro país se empiece a definir también una política pública para atender a los niños en este periodo de edad tan importante, y que se puedan discutir temas no sólo referentes a la calidad educativa de las guarderías y estancias infantiles, sino también de inversión presupuestal, de licencias por maternidad, de preparación y formación de los agentes educativos de niños pequeños en México.

¡Hasta la próxima semana!


 
© Toda la información de este Portal Informativo está protegida por la Ley de Derechos de Autor Los medios que deseen reproducirla pueden contratar.