25.Octubre.2017
EN EL MUNDO SOLO QUEDAN 5 MIL XOLOITZCUINTLES
Necesario protegerlos
Por ENRIQUE PIÑA
Foto: / ENRIQUE PIÑA /
Foto: / ENRIQUE PIÑA /
Por: ENRIQUE PIÑA /

Directora de la casa del Xoloitzcuintle en Veracruz, Rosario Cabrera Vega, afirmó que a nivel mundial sólo se cuenta con 5 mil ejemplares de estos perros, por lo cual son necesarios mecanismos para su protección y reproducción.

Señaló que la Casa del Xoloitzcuintle busca promover la historia, la genética de esta raza de perros mexicanos, incluso en la antigüedad se creía que está raza acompañaba a las almas de los difuntos cuando viajaban al Mictlán, el inframundo.

"En el país no existe un censo, pero a nivel mundial hay como unos 5 mil, son pocos en realidad, pero no es un perro común. El Xoloitzcuintle es un campeón, es un guerrero, nosotros lo hemos visto pelean con un perro con pelo y gana el Xoloitzcuintle pelón, por su astucia, por su habilidad, por su ingenio, por su destreza, por su habilidad e inteligencia".

Afirmó que un ejemplar con certificado puede valer hasta 50 mil pesos.

Manifestó que desde hace 10 años trabajan en la defensa del Xoloitzcuintle y se realizan platicas, libros, programas en la radio y televisión, sin embargo, no comercializan a los ejemplares.

"Nosotros hemos adoptado Xoloitzcuintle, hemos rescatado y rehabilitado, la primera Xoloitzcuintle pelona se tuvo que comprar para mostrarla, porque no se dan tan fácilmente los Xoloitzcuintle pelones. Nosotros le ofrecemos al visitante que entre y va a encontrar la historia del Xoloitzcuintle en cedulas informativas elaboradas por el INAH, tenemos material bibliográfico para niños y adultos".

Manifestó que la casa del Xoloitzcuintle se encuentra en Narciso de Mendoza 274 entre Pino Suárez y Revillagigedo en el Puerto de Veracruz y el acceso es gratuito para toda la persona que desee conocer más acerca de este perro mexicano.

 
© Toda la información de este Portal Informativo está protegida por la Ley de Derechos de Autor Los medios que deseen reproducirla pueden contratar.