22.Enero.2018
COLUMNA INVITADA
MASCOTAS DIABÉTICAS
Por MVZ AMÍLCAR MEZA
MVZ AMÍLCAR MEZA
Este es un espacio para los amigos: como se les abre las puertas de casa. Columna y columnistas disímbolos entre sí, con intereses diversos, con afanes propios y preocupaciones por el Colectivo, o acaso sólo por sus Universos íntimos. Bienvenidos sus textos aquí para compartirlos con los Mercuriales lectores, y así entablar el imprescindible, el vital diálogo. Así sea.
DENUNCIAN A YUNES LINARES POR AGRESIÓN
Columnas anteriores
COLUMNA INVITADA
19.Febrero.2018




Actualmente nuestras mascotas viven más tiempo, y esto debido a que tienen una mejor calidad de vida, nos preocupamos más por sus cuidados y además por los avances en la alimentación y medicina veterinaria.



Pero tener una mascota longeva nos lleva a uno de los factores que propician la Diabetes.



Sí, la diabetes es más común y frecuente en mascotas de edades avanzadas (viejos), aunque también se presente en animales jóvenes y gestando.

Es una enfermedad que es manejable si se detecta a tiempo, con monitoreo, tratamiento, dieta y algo de ejercicio podemos darle a nuestra mascota una buena calidad de vida a pesar de su Diabetes por muchos años más.



La edad los puede llevar a esta situación y nosotros contribuiremos si dejamos que nuestra mascota tenga una vida sin ejercicio, y lo mínimo es hacerla caminar. Que se ejerciten. Y no hay que confundir la gordura con diabetes. (Dino te hablan).



La Diabetes se presenta cuando el cuerpo no puede hacer uso de la Glucosa de manera normal (glucosa es un tipo de azúcar), y es la Glucosa la principal fuente de energía de las células del cuerpo.



Ahora bien estos niveles de glucosa son controlados en el cuerpo por una hormona llamada insulina la que a su vez se produce en el páncreas.



La enfermedad puede presentarse en cualquier edad, perros diabéticos que tienen entre 4 y 14 años a la mayoría se les detectó la enfermedad entre los 7 y 10 años, reafirmando con esto que hay mayor incidencia en animales de edad avanzada. Y hay una mayor presencia en hembras (que) en machos.



Los gatos diabéticos generalmente son de 6 años de edad, Y se presenta con mayor frecuencia en machos esterilizados no así en hembras esterilizadas.



Hay razas que son más predispuestas a la enfermedad tales como:

Los Terriers, los Schnauzer, los Salchichas, los Caniches, los Keeshondos y los Samoyedos.



Conforme nuestra mascota entra en años, vamos envejece, puede desarrollar otras enfermedades que pueden desencadenar una Diabetes o que podrían afectar de manera importante su respuesta ante el tratamiento.



Por mencionar una o dos: en perros; Hiperactividad de la glándula suprarrenal…

En gatos, hiperactividad de la glándula tiroides, insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal, infecciones del tracto urinario, infecciones de piel.



Medicamentos que incluyan corticosteroides su uso prolongado resulta en factor de riego para el desarrollo de la enfermedad.



Y pon mucha atención Lector: es muy importante que aprendas a observar a tu mascota. Mucho del diagnóstico inicial que los médicos emitimos es un conjunto de información entre lo que observamos, detectamos, y la información que nos proporciona el dueño. Que generalmente van con la mascota cuando ya no hay mucho que hacer por él, y encima mienten.



¿Cómo me doy cuenta que hay una Alerta de Diabetes en mi mascota?.



Beber demasiada agua. (Acostúmbrense a poner agua en el mismo recipiente todos los días y marquen que sea la misma cantidad de esa manera sabrán que tanto está consumiendo).



Cantidad de orina. (Igual, o más de lo normal, color, olor, pero ojo siempre teniendo en relación su consumo de agua).



Pérdida de peso. (Aunque su apetito se haya incrementado)

.

Apetito disminuido.



Ojos empañados. (Sobre todo en perros).



Infecciones crónicas recurrentes.



Infecciones urinarias y de piel.



Estos datos te ayudarán a estar alerta y de manera pronta acudir con tu médico veterinario para que confirme tus sospechas o las descarte.

El veterinario realizará algunos exámenes de sangre o cultivos adicionales para descartar otras condiciones médicas vistas comúnmente en mascotas de edad avanzada. Como en humanos “adultos mayores”.



Si desafortunadamente resulta positivo, tú médico le mandará una dosis de insulina, pero cuidado: esto es bajo estricta prescripción médica, este no es un tratamiento aplicable a cualquier mascota, porque no existe una insulina perfecta y debe de tomarse en cuenta peso, género, raza edad, etc. etc., del animal.

Y esto señores: es trabajo del médico veterinario, y con experiencia, no de meterse al Internet.



La alimentación en estos casos, la dieta, es base importante del tratamiento. El tratamiento exitoso requiere de monitoreo, exámenes regulares, pruebas de sangre y orina, monitoreo de apetito, peso, sed. Y esto de por vida.



La clave está en mantener los niveles de azúcar en la sangre, evitando las altas o bajas que pongan en riesgo la vida de la mascota.



Debo de decirles que el dueño debe de tener paciencia, pues el tratamiento funcionará para uno y para otro no, pero deberán hacer los ajustes necesarios. Recuerden que la idiosincrasia no es la misma.


La mascota diabética debe de tener mucho cuidado y se busca darle al paciente la mejor calidad de vida, siempre bajo la vigilancia tuya y tu médico. Toma en cuenta los signos de alerta y a tiempo ve con tu médico e inicia su tratamiento.



Por una vida animal digna.



@mvzamilcar

Vicepresidente de FADYS.

Presidente de EL ARCA.





  QUIÉNES SOMOS  
© Toda la información de este Portal Informativo está protegida por la Ley de Derechos de Autor Los medios que deseen reproducirla pueden contratar.