14.Noviembre.2017
EDUCADOS Y FELICES
DOS MESES SIN CLASES TRAS SISMO DE SEPTIEMBRE
Por ROSARIO HERMIDA
ROSARIO HERMIDA
Rosario Hermida Ponce, tiene la Licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana. En la Normal Superior de Veracruz obtuvo la Licenciatura en Español y por la Universidad Cristóbal Colón la Maestría en Educación y el Diplomado en Competencias Docentes. Fundó aquí el Centro Integral de Atención Psicopedagógica “Ayudando a alcanzar metas”. Tiene 22 años de experiencia docente en los niveles Medio, Medio Superior y Posgrado en el estado de Veracruz.
DENUNCIAN A YUNES LINARES POR AGRESIÓN
Columnas anteriores
EDUCADOS Y FELICES
22.Noviembre.2017



*Las afectaciones del sismo del pasado mes de septiembre tiene aun sus repercusiones en todos los ámbitos y sentidos para los habitantes de las zonas que fueron gravemente afectadas.

*Independientemente del duelo que sufren algunas familias por la desgracia de haber perdido a algún ser querido en estos eventos catastróficos de la naturaleza, muchas no han podido recobrar la rutina diaria, en algunos casos, por el dolor, la depresión, la psicosis o el temor que les quedó por haber vivido estos episodios, pero también existen algunas otras familias que se quedaron prácticamente en la calle y no han podido retomar el rumbo de sus vidas, y pese al dolor, están tratando de sobrevivir, sin embargo, no les ha sido fácil.

*Debido a ello, y sumado a la poca ayuda que han recibido por parte del gobierno federal, muchos niños continúan sin tener clases.

*Actualmente, tan solo en la Ciudad de México, existen 60 mil 349 niños de escuelas públicas de nivel básico que siguen sin tener clases, luego de que sus escuelas sufrieran daños por el sismo del pasado 19 de septiembre.

*En cinco días se cumplen dos meses del fatídico día en que la tierra se cimbró dejando muerte, desolación y pérdidas materiales millonarias. Edificios colapsados, entre ellos, muchas escuelas que a la fecha no han sido reparadas o construidas.

*Al parecer, las autoridades aún están "cuantificando" los daños, ya que es la fecha en la que los niños no pueden asistir a sus colegios, aunado a la poca atención psicología que han recibido algunos niños que viven con el temor de regresar a sus escuelas y que dicho evento se repita.

*A este respecto, el secretario de Educación de la capital, Mauricio Rodríguez, afirmó en días pasados que se agilizarán los trabajos de rehabilitación de los planteles afectados, para que, a más tardar en la primera semana de diciembre, los menores puedan retomar sus actividades.

*Ahora bien, en el caso de que ello son sea posible, dice que se buscarían sedes alternas, o en su defecto, se construirán aulas prefabricadas para que los niños puedan continuar con sus estudios y no pierdan el ciclo escolar.

*Rodriguez mencionó en entrevista sobre el tema, que son mil 233 las escuelas públicas que sufrieron algún tipo de daño por el terremoto, 500 de las cuales están en clasificación roja, pero sólo nueve serán demolidas totalmente y dos parcialmente.

*Dijo que, se destinaron mil 293 millones de pesos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) para infraestructura educativa, recursos que no llegarán a las arcas de la administración pública ya que las autoridades federales serán las encargadas de pagar a los proveedores el trabajo que se realice.

*Como siempre, el gobierno federal quiere ser el encargado de administrar todos los recursos, bajo el pretexto de la transparencia y rendición de cuentas, pero, como que las cuentas con ellos tampoco son claras.

* Y tal parece que aún no se ponen de acuerdo de cómo administrar esos fondos, ya no hacen ni una ni otra cosa, y mientras los niños perdiendo clases, o acaso será que de ello también tiene la culpa el maestro.

*Es una incongruencia total. Se supone que la actual Reforma educativa fue diseñada para alcanzar la calidad, y entre las estrategias y acciones está el abatir el ausentismo por parte del maestro, así sean por causas justificadas, pero en este caso, la responsabilidad es total y enteramente del gobierno, y al parecer, cuando ellos son responsables, existe una justificación y por consiguiente no pasa nada, es decir, no se afecta el nivel y la calidad educativa.

*Asi es nuestro gobierno. Es cierto, es muy fácil repartir culpas, y más fácil aún para ellos, el robar al pueblo.

Para ilustrarnos:
Abatir: Hacer que baje una cosa.
Catastrófico: Pésimo, desastroso.
Fatídico: Muy desgraciado, nefasto.


 
© Toda la información de este Portal Informativo está protegida por la Ley de Derechos de Autor Los medios que deseen reproducirla pueden contratar.