22.Marzo.2017
COLUMNA INVITADA
POR QUÉ NO DEBEMOS CONSUMIR LECHE Y CARNES CRUDAS
Por MVZ AMÍLCAR MEZA
MVZ AMÍLCAR MEZA
Este es un espacio para los amigos: como se les abre las puertas de casa. Columna y columnistas disímbolos entre sí, con intereses diversos, con afanes propios y preocupaciones por el Colectivo, o acaso sólo por sus Universos íntimos. Bienvenidos sus textos aquí para compartirlos con los Mercuriales lectores, y así entablar el imprescindible, el vital diálogo. Así sea.
DENUNCIAN A YUNES LINARES POR AGRESIÓN
Columnas anteriores
COLUMNA INVITADA
16.Octubre.2017




Brucelosis, conocida también como fiebre de malta o mediterránea, fiebre ondulante o enfermedad de Bang.

La brucelosis es una zoonosis o enfermedad antropozoonotica, en otras palabras más claras es una enfermedad que puede contagiar a los humanos por diversos animales vertebrados, su huésped normal suele ser ganado bovino, ovicaprino, porcino, cetáceos, perros entre otros.

Su transmisión al humano suele ser por tener contacto con fluidos de un animal infectado, como sangre, orina, heces, fluidos vaginales, por el consumo de productos de origen animal infectados, principalmente leche cruda o productos lácteos elaborados con leche cruda.

La bacteria entra al organismo humano a través de la boca, nariz, ojos, zonas con lesiones o cortadas de piel, o por ingesta que es el más común.

No suelen darse casos de contagio de humano a humano, solo en situaciones específicas como trasplante de órganos, contacto sexual con personas infectadas. O un bebé lactando de una madre infectada. Es de larga duración y se caracteriza por fiebres altas y cambios bruscos de temperatura.

El ser humano no es en realidad el objetivo de este grupo de bacterias, sino que su infección es un accidente en la cadena epidemiológica (camino que sigue el agente patógeno desde su hábitat natural hasta el hospedador susceptible).

De los tipos de brúcela que infectan al hombre esta: b. melitensis que originalmente afecta cabras y ovejas. B. abortus que afecta a ganado bovino. B. suis que fecta a ganado porcino y ovino.

He aquí una de muchas razones de importancia para no consumir leche cruda (bronca) o carnes crudas.

Y como lo hemos dicho muchas ocasiones en EL MERCURIO, la prevención es un factor importante en lo referente al contagio humano, y en este temor podemos citar como medidas de prevención:

Educación sanitaria. Una población bien informada acerca de los factores de riesgo y medidas preventivas es fundamental para evitar futuros contagios.

Control de la calidad de los productos lácteos. En caso de que se consuman productos caseros no sometidos a un proceso industrial, es recomendable hervir la leche antes de su ingesta.

Los ganaderos deben evitar la tendencia de acumular los restos y deshechos derivados de la labor en zonas próximas a la vivienda, ya que las bacterias presentes en el polvo y transportadas por el viento pueden llegar fácilmente a la casa.

Utilizar prendas protectoras por parte de los profesionales expuestos a Brucella, como guantes que cubran todo el antebrazo, botas altas de goma, mandiles, monos y mascarillas. Las prendas deben ser de materiales fáciles de limpiar y desinfectar, o bien tratarse de prendas desechables.

Adecuada higiene personal, antes y después de la jornada laboral.
Vacunación del ganado contra brucella.

Por una vida animal digna.

@mvzamilkar

Vicepresidente de la asociación de MVZ. en fauna doméstica y silvestre.
Presidente de EL ARCA.


 
© Toda la información de este Portal Informativo está protegida por la Ley de Derechos de Autor Los medios que deseen reproducirla pueden contratar.