03.Diciembre.2017
LA VIOLENCIA Y EL ACOSO HACIA LAS MUJERES EN VERACRUZ
Genera en las Mujeres rechazo y sensación de Vulnerabilidad: el “piropo” es parte del Acoso…
Por NATALIA LAGUNES /EXCLUSIVA
Foto: / NATALIA LAGUNES /
Por: NATALIA LAGUNES /EXCLUSIVA /

El Acoso Callejero es una práctica no deseada que genera sensaciones de rechazo, rabia, y vulnerabilidad, entre otras. Si bien existen mujeres que consienten -e incluso les gustan- actos como los piropos, a muchas mujeres más las hace sentirse vulneradas y violentadas, pues crea una sensación de miedo e inseguridad constante.

En una encuesta realizada por EL MERCURIO DE VERACRUZ a mujeres Veracruzanas, sobre si recuerdan la primera vez que las acosaron, todas reconocieron que han sufrido acoso callejero pero ninguna recuerda cual fue la primera vez, pero dicen que sin duda, siempre lo han sufrido.

La violencia que se ejerce en los espacios públicos sobre las mujeres, adquiere expresiones similares a la de aquella que se comete puertas adentro, pues además de avasallar el cuerpo y la mente de la mujer, se inscribe y define en estereotipos de género, discriminación hacia las mujeres, y cuenta con un alto grado de tolerancia social y se termina culpabilizando a las víctimas.
En Veracruz, al menos en el 2016, se cerró el año con diez mil atenciones en el Instituto Mexicano de la Mujer, no todas de violencia sexual sino también casos de acoso callejero, donde las mujeres al platicar sobre roles y estereotipos se dan cuenta de que todas han sufrido algún tipo de violencia.

El acoso callejero es algo del que todas las mujeres han sido víctimas y que ha sido algo que por cultura no se ha podido erradicar, sin embargo las mujeres prefieren alejarse de lugares donde se encuentren muchos hombres.
Además, “el piropo” es un tipo de acoso que incluso está tipificado como agresión sexual, se puede denunciar ante la Fiscalía ya que en la Ley por una vida libre de violencia, se tipifica como un delito de género.

Algunos de los comentarios de las Entrevistadas, fueron los siguientes:

Carla Pimentel: “Desde niña bebe, 6-7 años, y a lo largo de mi juventud en todos los escenarios posibles, trabajo, calle, antro, plazas comerciales. Todas lo vivimos casi muchas veces por año”

Daniela Díaz: “La primera vez? Jajaja es todos los pinches días!!! Es lo que me amarga en las mañanas mientras camino al trabajo. Odio esos buenos días con tono morboso”

Russ Cervantes: “Sí, es el pan de cada día, y no recuerdo cuando fue la primera, tengo una muy marcada que tuve que dejar de caminar sola por una calle y dejar de ir al gym por un tipo que sabía todo de mí, siempre me esperaba y así bien feo”.

Mily Yuzuki: “Si, no recuerdo la primera vez, empecé a ser acosada desde los 12 años”.
Laura Yerbez: “Claro que sí, me atrevo a compartir esta respuesta porque muchas veces me siento impotente ante esas situaciones”.

A NIVEL NACIONAL LAS CIFRAS SIGUEN SUBIENDO…

Con datos de la ENCUESTA NACIONAL SOBRE LA DINÁMICA DE LAS RELACIONES EN LOS HOGARES 2016, de los 46.5 millones de mujeres de 15 años y más que residen en el país, se estima que 30.7 millones de ellas (66.1%) han padecido al menos un incidente de violencia emocional, económica, física, sexual o discriminación en los espacios escolar, laboral, comunitario, familiar o en su relación de pareja.

De las mujeres de 15 años y más, 66.1% han enfrentado al menos un incidente de violencia por parte de cualquier agresor, alguna vez en su vida, sobre todo hablando del acoso callejero.

43.9% de las mujeres han sufrido violencia por parte de su actual o última pareja, esposo o novio, a lo largo de su relación.

En los espacios públicos o comunitarios, 34.3% de las mujeres han experimentado algún tipo de acoso y violencia sexual.
Ámbito comunitario: El segundo ámbito de mayor violencia contra las mujeres es en espacios como la calle, el parque y el transporte, entre otros, donde 38.7% de las mujeres fueron víctima de actos de violencia por parte de desconocidos.

De los actos de violencia más frecuentes destaca la violencia sexual, que han sufrido 34.3% de las mujeres de 15 años y más, ya sea por intimidación, acoso, abuso o violación sexual.

Ámbito laboral El 26.6% de las mujeres que trabajan o trabajaron alguna vez, ha experimentado algún acto violento, principalmente de tipo sexual y de discriminación por razones de género o por embarazo. La discriminación, las agresiones sexuales y las de tipo emocional como las humillaciones, degradación e intimidación son los tipos de violencia más frecuentes en el trabajo.

Ámbito escolar De las mujeres que han asistido a la escuela, 25.3% enfrentaron violencia por parte de compañeros, compañeras y maestros, entre otros, durante su vida de estudiantes. Las más frecuentes fueron las agresiones físicas (16.7%) y sexuales (10.9%). Entre las mujeres que asistieron a la escuela en los últimos 12 meses, 10.7% fueron agredidas sexualmente.

BÚSQUEDA DE APOYO, ATENCIÓN Y DENUNCIA

Del total de mujeres que han experimentado violencia física y/o sexual por otro agresor distinto a la pareja, el 9.4% presentó una queja o denunció ante alguna autoridad y 2.2% sólo solicitó apoyo a alguna institución, mientras que el 88.4% no solicitó apoyo a alguna institución ni presentó queja o denuncia ante alguna autoridad.

El total de mujeres que han experimentado violencia física o sexual en al menos una ocasión, en alguno de los diferentes ámbitos y no acudieron a ninguna institución o autoridad es de: o 8.6 millones, para el ámbito escolar. o 3.6 millones, para el ámbito laboral. o 15.9 millones, para el ámbito comunitario. o 1.5 millones, para el ámbito familiar.



 
© Toda la información de este Portal Informativo está protegida por la Ley de Derechos de Autor Los medios que deseen reproducirla pueden contratar.