07.Febrero.2018
NOTICIAS DESDE BRASIL
LA CONDENA DE LULA Y EL CARNAVAL...
Por LUZÍA FERREIRA
LUZÍA FERREIRA
La Profesora, Doctora Luzía Ferreira (Lía) tiene la Licenciatura en Ciencias Sociales por la Facultad Pinheirense de São Paulo de Janeiro (1988).

Maestría en el Programa de Pos-Graduación en Integración de la América Latina - PROLAM por la Universidad de São Paulo (2000), Especialización en Política Gubernamental- Escuela de Gobierno de São Paulo. (2000).

Es Doctora en Ciencias de la Comunicación – Especialista en Políticas Culturales y Gestión para la Cultura de la Escuela de Comunicaciones y Artes de la Universidad de São Paulo,

El Título de su Tesis: Políticas Públicas para la Cultura en la Ciudad de São Paulo: La Secretaría Municipal de Cultura – Teoría y Práctica. ECA/USP. (2006)

MBA en Cooperación Cultural Internacional por la Cátedra UNESCO de la Fundación Universidad de Girona: Innovación y Formación Interarts - Barcelona – España - MBA (2004-2005).

Tiene un Post Doctorado en la Escuela Nacional de Antropología e Historia – México – junto al programa de Antropología Social – Con Supervisión del Dr. César Abilio Vergara Figueroa, desarrolló el Proyecto Subsidios Teóricos para la Construcción de una Política de Cultura para el Campo de la Música Popular, como becaria de la Coordinación de Perfeccionamiento del Nivel Superior de Brasil.

Profesora de la disciplina Metodología de la Investigación en Artes y del Curso de segunda licenciatura en música del Programa de Formación de Profesores en Coordinación de Perfeccionamiento de Personal de Nivel Superior – CAPES, Ministerio de la Educación de Brasil entre 2013 -2015.

De 2011 a la fecha, es Vice Líder del Grupo de Investigación en Etnomusicología de la Universidad Federal de Paraná en Brasil.

Recién, en octubre de 2017, lanzó su libro titulado: Políticas Públicas para la Cultura: Teoría y prácticas.
DENUNCIAN A YUNES LINARES POR AGRESIÓN
Columnas anteriores
NOTICIAS DESDE BRASIL
13.Febrero.2018





CIUDAD DE CURITIBA, BRASIL.-Como se preveía los tres jueces de la 8ª clase del TRF4 (Tribunal Regional Federal de la 4ª Región), han sido unánimes el 24 de enero: el ex presidente Luis Inácio Lula da Silva fue condenado y además de eso ampliarán la condena de nueve años, ahora a doce años y nueve meses de cárcel.

LA CONDENA...

Su condena se dio por medio de las investigaciones de la policía federal brasileña. Es necesario recordar que ese es sólo uno de los procesos que involucran a Lula por medio de la operación ‘Lava Jato’ (lavado de coches).

Aunque los jueces apunten a Lula como dueño del apartamento, ubicado en la ciudad de Guarujá en el litoral del Estado de São Paulo, hasta el momento no se presentaron pruebas, como por ejemplo, un registro de la propiedad en su nombre.

Pero así mismo él es culpable de delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero. Después del juicio sus abogados hicieron nuevas peticiones como un intento de revertir la pena al Superior Tribunal de Justicia y al Supremo Tribunal Federal de Brasil.

El propio Lula dijo en una entrevista reciente que también va a llevar su caso al Consejo de Derechos Humanos de la ONU por considerar que tuvo sus derechos violados cuando la policía grabó conversaciones en la oficina de sus abogados.

LAS ESPECULACIONES

Estimado lector, Brasil está viviendo un período bastante turbado en el área política. Son desmanes y más desmanes todos los días. Como ya he escrito en esta columna, los medios de comunicación continúan usando y abusando de las post verdades en el caso de Lula.

Ahora lo que ellos no entienden es que todo el esfuerzo utilizado para descalificar a Lula no tiene resultados positivos, pues incluso después de ser condenado, él todavía tiene el 34% de intenciones de votos en las elecciones al cargo de presidente de la república que se desarrollará en octubre de 2018 de acuerdo con las últimas encuestas.

Los anclas de los grandes periódicos televisivos buscan siempre unir el nombre de Lula a algo que deprecie en cada tema que comentan.

Lo más interesante es que ni las redes sociales están consiguiendo sostener las post verdades y he observado un desinterés de los usuarios por esta temática.

En mi percepción parece existir un agotamiento de las personas más esclarecidas, que no aguantan más oír tantos dijo que dijo; o mejor un montón de cosas que el ciudadano común no tiene cómo saber si es verdad o mentira y eso lo cansó.

Otro factor importante a ser considerado es que en Brasil ahora estamos en el período de pre-carnaval y en todos los lugares hay innumerables grupos de personas que salen a las calles disfrazadas.

Estos grupos hacen composiciones satíricas sobre todos los hechos políticos y construyen máscaras de los políticos y jueces como una especie de antropofagia que les permita durante los festejos del carnaval, devorar a sus enemigos.

Para que tengan una idea: solamente en São Paulo serán 491 desfiles de calle, fuera de los oficiales de las grandes escuelas de sambas que pasan en la Televisión.

Caros lectores: lo que me parece cierto es que las multitudes de personas en las calles en los días de pre-carnaval y en el propio carnaval están gritando sus angustias en buscar de curar los maleficios que el gobierno de Temer los ha hecho vivir en 2017 y ahora 2018.

No sabemos lo que va a suceder si Lula será o no candidato a presidente porque eso depende de como decía un viejo político brasileño: "de las fuerzas ocultas".




  QUIÉNES SOMOS  
© Toda la información de este Portal Informativo está protegida por la Ley de Derechos de Autor Los medios que deseen reproducirla pueden contratar.