25.Diciembre.2017
COLUMNA INVITADA
DE MI CENA NAVIDEÑA CONVIDAR A MI MASCOTA: ¡NO!
Por MVZ AMÍLCAR MEZA
MVZ AMÍLCAR MEZA
Este es un espacio para los amigos: como se les abre las puertas de casa. Columna y columnistas disímbolos entre sí, con intereses diversos, con afanes propios y preocupaciones por el Colectivo, o acaso sólo por sus Universos íntimos. Bienvenidos sus textos aquí para compartirlos con los Mercuriales lectores, y así entablar el imprescindible, el vital diálogo. Así sea.
DENUNCIAN A YUNES LINARES POR AGRESIÓN
Columnas anteriores
COLUMNA INVITADA
15.Enero.2018




Nuestras mascotas más comunes en casa son perros y gatos, son omnívoros, por esta razón debemos de tener cuidado con lo que comen, no son muy selectivos que digamos, lo que encuentran si sienten hambre, se lo comen.



La correcta y buena alimentación nos garantiza la salud de nuestra mascota. Así que tomemos en cuenta la edad, cantidad diaria de ingesta, y tipo de comida.



Es cierto que hace algunas décadas no contábamos con las croquetas, la comida casera era la forma más común de alimentarlos, y cuando salieron los pellets que se vendían como galletas para animales se tuvo la idea que eran antinaturales.



Pollo con arroz sopa, huevo, etcétera se siguen usando como un complemento, solo, o junto con la croqueta;la idea es que le darán un sabor más agradable a la comida del animal. Pero estas adiciones o agregados pueden ser contraproducentes, puede producirse un des-balance o desequilibrio, sobre todo en proteínas, por ejemplo, grandes cantidades de carne pueden acortar la vida útil del riñón.



El alimento casero favorece la formación de sarro dental y recuerden que ya platicamos de los tumores epullis fuertemente asociados al sarro dental.



Los médicos veterinarios especialistas en esta rama nos aconsejan no darles comida casera o las sobras de la misma, por pequeñas que sean, esto porque nuestras mascotas necesitan de nutrientes específicos, y lo delicado de su estómago no soportan la cantidad de condimentos que se utilizan en la comida casera tradicional.



Este tipo de comida puede provocarles, diarreas, vómito, alergias por alimento (prurito), gases. En casos más severos pude desarrollarse daño estomacal crónico.



Las croquetas están diseñadas de manera que le darán al animal el aporte necesario para una alimentación equilibrada en cuanto a proteína, minerales, etc, necesaria para su manutención y calidad de vida, y ayudarán a su sistema inmunológico, estimula y fortalecer músculos, huesos.



Mención aparte serían las croquetas de especialidades médicas, es decir aquellas diseñadas para ayudar al paciente con una enfermedad determinada, como cardiópatas, con problemas renales etc.



Evita darle parte de tu cena navideña, lo puedes dañar, hay premios específicamente diseñados para ellos. Apapáchalos pero de manera responsable.



Por una vida animal digna.



@mvzamikar


 
© Toda la información de este Portal Informativo está protegida por la Ley de Derechos de Autor Los medios que deseen reproducirla pueden contratar.