18.Diciembre.2017
COLUMNA INVITADA
CARNE CONGELADA: CENA NAVIDEÑA
Por MVZ AMÍLCAR MEZA
MVZ AMÍLCAR MEZA
Este es un espacio para los amigos: como se les abre las puertas de casa. Columna y columnistas disímbolos entre sí, con intereses diversos, con afanes propios y preocupaciones por el Colectivo, o acaso sólo por sus Universos íntimos. Bienvenidos sus textos aquí para compartirlos con los Mercuriales lectores, y así entablar el imprescindible, el vital diálogo. Así sea.
DENUNCIAN A YUNES LINARES POR AGRESIÓN
Columnas anteriores
COLUMNA INVITADA
15.Enero.2018





De manera cotidiana vamos al supermercado y compramos carne congelada, en estas fiestas decembrinas el consumo o compra es mayor, vemos que se oferta a precio muy bajo carne de res, cerdo, aves, y todas congeladas.

Y no es que sea carne de mala calidad, que no sea competitiva con la del mercado, estas se recolectan en temporadas de cierta abundancia o cuando el precio en pie es bajo, se congelan, guardan y es en determinadas fechas como las de ahora, que salen a la venta.

Los productos cárnicos se someten a procesos de congelación muy rápidos, por ello es importante distinguir entre un producto congelado (el producto se somete a temperaturas muy bajas de forma rápida) y otro sometido a ultracongelacion. (El producto fresco se congela, como ocurre con la pesca, además este proceso impide el crecimiento microbiano y la pérdida de nutrientes).

Debe saber Lector, que en algunas ocasiones la carne congelada contiene otros ingredientes, como agua, sal, aditivos, estos mejoran las propiedades organolépticas, y rendimiento económico, si es el caso, la carne debe llevar una etiqueta que diga preparado de carne congelada así como la mención de los productos utilizados en su preparación.

Los productos congelados también tienen fecha de caducidad, no pensemos que al estar congelados serán viables eternamente, pues las vitaminas se degradan y se pierden, y la grasa se torna rancia. Lo más recomendable es anotar la fecha de congelación, y evitar que pasen de 6 meses, claro también hay que tomar en cuenta el tipo de congelador que tengamos.

El problema de consumir carnes casi exclusivamente congeladas, es la carencia de vitaminas, todos los alimentos, carnes y verduras, al descongelarse pierden gran parte de su valor nutritivo. En las carnes se pierde hasta un 10% de proteína y con ello el valor nutricional.

Evitemos saturar nuestro refrigerador o congelador, renovemos los alimentos, démosle una rotación constante con nuevos productos, para que tengamos límites de tiempo breves pero seguros, preservando la calidad de lo que consumimos congelado.

Considera los siguientes tiempos.

Dependiendo del tipo de alimento, y lo usado para su elaboración, el tiempo máximo permitido para su congelación variará.

*Platillos preparados con cerdo, jamón, pescados graso, clara de huevo, carne molida, harinas de trigo, de 1 a 2 meses.

*Platillos a base de carnes rojas (menos cerdo) aves o pescados, frutas y verduras de 6 a 8 meses.

*Estofados, productos de panadería, salsas envasadas al vacío, postres de frutas, hasta un año.

los alimentos elaborados y descongelados si se guardan por mas de un día, deben ser eliminados porque la pérdida del valor nutritivo es muy alta, aunque mantengan la textura y el sabor..
Por eso es importante que combines alimentos frescos con los congelados para equilibrar el nivel proteico y de vitaminas.

Que tengan una feliz y rica cena navideña, aunque sea congelada. Nada que unas vitaminas después no puedan compensar.

Por una vida animal digna.

@mvzamilkar


 
© Toda la información de este Portal Informativo está protegida por la Ley de Derechos de Autor Los medios que deseen reproducirla pueden contratar.