25.Septiembre.2017
MAMÁ EN TIEMPOS DIFÍCILES
LA VERDADERA Y NECESARIA RECONSTRUCCIÓN NACIONAL.
Por CLAUDIA MARTÍNEZ
CLAUDIA MARTÍNEZ
DENUNCIAN A YUNES LINARES POR AGRESIÓN
Columnas anteriores
MAMÁ EN TIEMPOS DIFÍCILES
11.Diciembre.2017




De una en cien eran las posibilidades de que se formaran al mismo tiempo tres ciclones en el Atlántico, Irma, Katia y José; de una en mil que ocurrieran tres temblores de más de 7 grados Richter en un lapso menor a quince días; de una en un millón que ocurriera la tétrica coincidencia de un terremoto devastador en la capital del país, el mismo día, con 32 años de diferencia…Pero así ha sido este mes de septiembre.

A mí sólo me hace reflexionar todavía más sobre las exigencias de los “tiempos difíciles” que vivimos, en los que la Naturaleza comienza a pasarnos la factura de todo el daño que, en nuestra inconciencia e irresponsabilidad como especie, le hemos causado.

Estuve en la zozobra hasta que pude tener información de mis cuatro hijos y confirmar que estaban bien, pues todos viven en la capital del país. Después, viví tristeza y mucha angustia por todas las víctimas de la destrucción: los muertos, los heridos, los desaparecidos, y especialmente, los atrapados bajo los escombros.

Sin embargo, la respuesta ejemplar de la gente común y corriente, de nuestros jóvenes, del pueblo mexicano ante la tragedia, me levantó el ánimo y me devolvió la esperanza de que no todo está perdido en este país.

Con trabajo voluntario, donaciones, aportaciones en dinero, la población civil se manifestó dejando ver de qué estamos hechos la mayoría de los habitantes de este maravilloso país, y que no todo es apatía, maldad, corrupción y violencia.

Quedó más que manifiesta la capacidad organizativa de una sociedad digitalizada, que no requiere de estar pendiente del televisor para estar informado, y que además es capaz de conseguir en tiempo real organizar brigadas, equipos de rescate, donaciones específicas, localizar personas, etc…

Pero también vimos los aspectos oscuros: Hubo algunos, una minoría hay que decirlo, que aprovecharon la confusión y el caos inicial para asaltar a los automovilistas o hacerse pasar por personal de protección civil para entrar en las casas a robar.

Comprobamos nuevamente el poder manipulador de conciencias que tienen algunas televisoras, que generaron shows mediáticos y embarraron en la confusión a una de las pocas instituciones que conserva cierto prestigio en el país, como la Armada de México.

A los ciudadanos también nos tocó ver el pasmo, las actitudes mezquinas y los protagonismos aberrantes de la “sin clase” política, desde las más altas esferas hasta los niveles municipales: poses “para la foto” cargando cajas con ayuda para los damnificados; discursos erráticos y desinformados, actitudes frías y poco solidarias, decisiones absurdas en el manejo de crisis, avaricia, etc…

Hace 32 años, el sismo del 19 de septiembre de 1985 se erigió en un parteaguas para la sociedad mexicana: en el 88, aun cuando el sistema se resistió a reconocerlo, ganó la presidencia de la república el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, con una fuerte participación de la sociedad en el Frente Democrático Nacional; 12 años después, se logró la alternancia por primera vez en el país con el triunfo del candidato panista Vicente Fox.

En esta ocasión, estamos viendo el hartazgo ciudadano y la inconformidad contra los partidos políticos y el sistema político electoral, en la exigencia de la sociedad civil a todas las instituciones involucradas (Congreso, Secretaría de Hacienda, Instituto Nacional Electoral) de emplear mínimamente el 25 por ciento del dinero destinado al gasto electoral, para la reconstrucción del país.

Pero este país necesita ser reconstruído no sólo en términos de retirar escombros y levantar nuevamente los edificios caídos… El tejido social, la confianza en el poder de una sociedad organizada y la credibilidad en las instituciones también deben ser restauradas. Ojalá y además del dolor y la tragedia, el sismo del 19 de septiembre de este año se convierta en el estímulo necesario para movilizarnos como ciudadanos y emprender una verdadera y necesaria reconstrucción nacional.

¡Hasta la próxima!


 
© Toda la información de este Portal Informativo está protegida por la Ley de Derechos de Autor Los medios que deseen reproducirla pueden contratar.